Uno de los atriles más famosos de Manhasset. Tiene doble repisa para alojar accesorios sin estorbar el cambio de páginas. Su altura es regulada con el exclusivo sistema Manhasset, sin tornillos, el que puede ser operado con sólo una mano.